¡Te regalamos una botella isotérmica! La hidratación al conducir

Hidratación para una conducción segura

  • Es importante mantener un adecuado nivel de hidratación al volante. Y es que ayuda a mantener un estado de alerta físico y mental.
  • Mantener un balance hídrico adecuado contribuye a reducir los niveles de fatiga, a regular la temperatura corporal y mantener al cerebro alerta, además de mantener los músculos activos.
  • Por ello adquiere una especial importancia la regulación de la temperatura del habitáculo, lo cual evita la sudoración y, con ella, la pérdida de agua.
  • Los expertos consideran que con una deshidratación media se reduce la capacidad física y cognitiva. Se verán afectadas la regulación térmica y la función cardiovascular también.
  • Llevando ese nivel de deshidratación más al extremo, podría llegar a provocar dificultades para la concentración, fatiga, mareos, dolor de cabeza, somnolencia, irritabilidad y, a posteriori, problemas para conciliar el sueño.
  • Errores comunes que cometen los conductores mal hidratados son:
    • Salida involuntaria del carril.
    • Frenar demasiado tarde.
    • Salir, tocar o rebosar la línea del arcén.

Hidrátate pero, no bebas mientras conduzcas

Pero la norma exige que el conductor lleve los cinco sentidos en la vía. Por eso está prohibido beber agua mientras conducimos. Esa costumbre puede derivar en multas, puesto que la Administración considera que eso limita nuestra atención, que debe estar centrada en la carretera.

Así que hidrátate antes de empezar tu ruta y durante las pausas en la conducción, que deben producirse cada máximo 2 horas / 200 km. El agua es lo más recomendable, o bebidas con cafeína que mejorarán nuestro estado de alerta.

Hidratación para una conducción segura

A partir del 27 de octubre, por el alquiler de cualquier vehículo nuestro ¡te regalamos una botella isotérmica!

Te esperamos!

*Promoción activa hasta fin de existencias.

Compartir:

Newsletter

Suscríbete para recibir nuevas ofertas y posts!


    Pide hora online