¿Qué es el aquaplaning y cómo puedes hacer para evitarlo?

Seguro que en alguna ocasión has escuchado el término “aquaplaning” e, incluso, has llegado a sufrirlo, pero ¿sabes qué es y cómo puedes evitarlo? Aquí te contamos algunos detalles y consejos.

aquaplaning


¿Qué es el aquaplaning?

El aquaplaning se produce principalmente cuando hay agua en la superficie y se genera una capa deslizante que, en algunas ocasiones, puede llegar a provocar que se pierda el control del vehículo y con el consecuente riesgo de sufrir una colisión.

aquaplaning

Este fenómeno llega a provocar que los neumáticos de un vehículo y la superficie de la carretera no pueden agarrarse a la carretera de forma correcta provocando una falta de tracción que hace que el vehículo pierda el control y no pueda dirigir, frenar o acelerar para reconducir la situación.

Sin duda, puede ser una experiencia bastante aterradora y puede provocar fácilmente un accidente.



¿Qué causa el aquaplaning?

aquaplaning

El aquaplaning puede producirse por la acumulación de lluvias intensas en la superficie de la carretera o por la formación de charcos en los agujeros o surcos de la carretera. Además, el aquaplaning puede empeorar debido a otros dos factores: el estado de los neumáticos del vehículo y la velocidad a la que circula.

Se dice que unos neumáticos de buena calidad pueden eliminar el equivalente a un cubo de agua de la carretera cada siete segundos, lo que significa que unos neumáticos en condiciones óptimas pueden soportar una buena cantidad de agua cuando se conduce en condiciones de humedad.

Por el contrario, los neumáticos con una banda de rodadura baja tendrán dificultades para evacuar la misma cantidad de agua y podrían, en condiciones incorrectas, empeorar el problema y permitir que la capa de agua se acumule debajo de los neumáticos.



¿Cómo saber si su coche hace aquaplaning?

Sin duda la primera sensación que se tiene es la de pérdida de control del vehículo en los casos más llamativos, sin embargo se pueden dar casos de aquaplaning moderado mientras se conduce por una carretera mojada cuando:

  • Se escucha que el motor se vuelve repentinamente más ruidoso
  • Las revoluciones aumentan
  • La dirección se vuelve «ligera».
  • La parte trasera del coche se desplaza de un lado a otro, lo que se conoce como «cola de pez».


Cómo controlar un vehículo que hace aquaplaning

aquaplaning

Si tu coche empieza a hacer aquaplaning, lo primero que te vamos a recomendar ( y que sabemos es lo más dificil) es decirte que no te asustes y sigue estos consejos para controlar el vehículo.

  • No pises el freno con fuerza

Una vez que te hayas dado cuenta de que tu coche ha empezado a hacer aquaplaning, es importante que mantengas la calma. Si intentas hacer algo drástico (pisar el freno con fuerza o girar el volante repentinamente) podrías hacer que tu coche derrape o se deslice hasta provocar una colisión.

  • Suelta suavemente el acelerador
  • Mantén el volante recto en la medida de lo posible

En su lugar, es importante mantener el volante recto y soltar gradualmente el pie del acelerador. A medida que disminuyas la velocidad, deberías sentir que tus ruedas ganan tracción y recuperarás el control. A partir de este momento, es seguro realizar movimientos lentos y constantes del volante y utilizar suavemente los frenos.

  • Desconecta el modo de control de crucero si lo tienes activado

Si tu coche tiene un modo de control de crucero, es una buena idea desconectarlo cuando conduzcas en condiciones de humedad. Si tu coche hace aquaplaning y está activado, debes desconectarlo en cuanto notes los cuatro problemas mencionados anteriormente (esto debe hacerse con el botón y no con los frenos para evitar problemas).

  • Cuando el coche empiece a ganar control, puedes empezar a frenar para reducir la velocidad


5 Consejos para evitar el aquaplaning

aquaplaning

Hay una serie de acciones que los conductores pueden hacer para evitar el aquaplaning, tanto en lo que respecta a la técnica de conducción como al mantenimiento del vehículo:

  • Comprobar el estado de los neumáticos
  • No conduzca demasiado rápido
  • Evitar acciones bruscas
  • Estar preparado

Además de las acciones anteriores, estos cinco consejos útiles pueden ayudar a evitar un aquaplaning.

1. Conozca las condiciones meteorológicas del viaje

Comprueba siempre las condiciones meteorológicas antes de conducir, prestando especial atención a las condiciones que puedas encontrar en el camino cuando realices un trayecto más largo.

También podrás ver y sentir cuándo cambian las condiciones de conducción, y cosas como el aceite derramado o el barro en las carreteras pueden verse agravadas por la lluvia. Asegúrate de reaccionar a las señales de advertencia que tienes delante y modifica tu técnica de conducción en función de las condiciones meteorológicas y de la carretera.

2. Vigila la velocidad

Tus neumáticos tendrán menos posibilidades de agarrarse a la carretera si viajas a una velocidad mayor por lo que sin duda, no conduzcas demasiado rápido

No existe un «límite de velocidad de aquaplaning» específico por debajo del cual puedas evitarlo, pero se cree que un vehículo que se mueve a unos 50 km/h en uno o dos centímetros de agua será capaz de mantener la tracción suficiente para evitar el aquaplaning, mientras que uno que se mueve a 80 km/h en las mismas condiciones tiene muchas menos posibilidades de mantener el control.

Recuerda también que las distancias de frenado pueden duplicarse en condiciones de humedad, por lo que es importante no conducir demasiado rápido ni acercarse demasiado al vehículo de delante.

3. Mantén tus neumáticos en buen estado

Como hemos comentado anteriormente, los neumáticos en mal estado pueden contribuir al aquaplaning, ya que pueden tener dificultades para eliminar suficiente agua de la carretera.

Por lo tanto, es importante que compruebe regularmente sus neumáticos para asegurarse de que están en buen estado y correctamente inflados. El manual de tu coche te dirá cuál debe ser la presión de los neumáticos de tu vehículo y puedes comprobarlo fácilmente en la mayoría de las gasolineras.

Un coche con una banda de rodadura de 1,6 mm que circule a 80 km/h en condiciones de lluvia se detendrá ocho metros más adelante que un coche con una banda de rodadura de 3 mm.

4. Sigue las rodaduras

Si sigues a un coche de delante, es probable que sus neumáticos dejen «huellas» en el agua. Aquí es donde habrán desplazado parte de la lluvia, por lo que si sigues las huellas -a una distancia segura- puedes reducir las posibilidades de aquaplaning.

5. Conducción suave

Conducir a una velocidad más baja ayudará, pero también lo hará conducir con suavidad. Los cambios de dirección repentinos y drásticos no son una buena idea en el mejor de los casos, pero especialmente en carreteras mojadas.

Debes prestar especial atención a las curvas de las carreteras y conocer las técnicas mencionadas anteriormente para saber cómo reaccionar en caso de que tu vehículo comience a hacer aquaplaning. También es una buena idea evitar el uso del control de crucero cuando se conduce en condiciones de humedad.



Si tienes cualquier percance en la carretera llámanos, nuestra Asistencia en carretera te atenderá.

📞 937998191

EN UNA AVERÍA O ACCIDENTE NOS ENCARGAREMOS DE REALIZAR EL REMOLCAJE DEL COCHE, LLEVAREMOS EL COCHE AL TALLER Y OFRECEREMOS TODA LA ASISTENCIA TÉCNICA Y MECÁNICA NECESARIA PARA QUE TODO EL PROCESO SEA EL MEJOR PARA TI

Compartir:

Una respuesta

  1. We stumbled over here coming from a different web address and thought I should check things out.

    I like what I see so now i’m following you. Look
    forward to looking over your web page yet again.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Suscríbete para recibir nuevas ofertas y posts!


    Pide hora online